Protección de los datos personales (Unión Europea)

En esta era digital en la que, nos guste o no, todos nos encontramos inmersos en mayor o menor medida y según se están poniendo las cosas, me parece importante recordar la legislación que nos ampara a nosotros, los usuarios, frente a los posibles intentos de expolio de las grandes empresas.

Se trata de la Directiva 95/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 24 de octubre de 1995 y que aún se encuentra en vigor. Parece razonable pensar que una ley de hace 16 años podría resultar obsoleta, teniendo en cuenta la vertiginosa evolución de internet en los últimos años y el descomunal crecimiento de algunas empresas cuyo desarrollo se basa precisamente en el marketing y, posiblemente, el comercio de datos, pero de momento es lo que tenemos y a lo que podemos agarrarnos hasta que se renueve la legislación al respecto.
Sigue leyendo

DebianHackers año 1

Nota: esta entrada está escrita a dos manos, por n1mh y dabo.

n1mh

El pasado día 18 se cumplió un año desde que publicamos la primera entrada de este blog, así que toca un pequeño baño de autobombo. Pero, tranquilos, seré breve…

Al principio, la idea era clara: un blog personal escrito a cuatro manos; una pizarra donde dejar escrito todo aquello que nos obsesiona y nos motiva; un lugar sin reglas ni obligaciones; nuestro púlpito privado. Parece mentira que ya haya pasado un año y lo digo desde el asombro. Porque en sólo 365 días, mi idea de lo que puede ser un blog tan particular como este ha cambiado diametralmente de sentido. Se ha ido, literalmente, al lugar opuesto.

Porque dabo y yo seguimos volcando nuestras paranoias aquí pero, cada vez más a menudo, recibimos ideas, sugerencias, críticas y correcciones de los asiduos de este lugar sobre nuevos temas o enfoques. Además, las formas en que recibimos ese feedback, se han multiplicado gracias a twitter. Un blog ya no es sólo un altavoz sino que forma parte de una estructura mayor.

Y eso era algo con lo que no contábamos, al menos yo, y que enriquece enormemente todo el proceso. Por varios motivos: porque ni lo sé todo ni lo pretendo; porque cometo muchos más errores de los que soy capaz de encontrar y corregir y es divertido recibir collejas virtuales; y, por encima de todo, porque he visto, pasmado, que hay mucha más gente con los mismos gustos y afinidades.

Así pues, como balance de este año, me quedo con todas las collejas virtuales que he recibido (sé que eran con cariño, por mi bien :)) y con aquellos que se dejan caer por aquí día tras día, que nos motivan y ayudan a mejorar.

dabo

Bueno, efectivamente, tal y como dice Diego, es un año ya. Sólo puedo decir una cosa, jamás pensé que estaráis de ese modo con nosotros dando y aportando tanto y sobre todo, haciendo de este lugar un punto de encuentro entre apasionados de Debian en particular y de GNU/Linux en general…

Lo más bonito es que una idea que surge espontáneamente entre dos colegas, adquiere la condición de “un lugar de muchos otros“. No os podéis imaginar lo orgulloso que te puedes sentir cuando empiezas a leer comentarios como los que se leen por aquí, que no hacen más que enriquecer nuestras entradas y sobre todo, que tengáis esa “comprensión” sobre nuestra regularidad a la hora de publicar contenidos, sabiendo que en esos cientos de blogs “comerciales”, encontráis ese “día a día” que aquí ni queremos ni podemos dar por estar implicados en otros proyectos que como bien sabéis también compartimos con todos vosotros, pero que por otro lado, nos llena de orgullo saber que no estamos sólos en este viaje.

Respeto, mucho, la url es “DebianHackers” o “nuestro tributo a Debian GNU/Linux”…Sí amigos, para nosotros, Debian es algo más que una distro empaquetada al uso que se baja, se quema y se instala, para nosotros dos Debian GNU/Linux es un vínculo, un nexo de unión y esa distribución libre hecha “por y para los usuarios”.

En tiempos de decisiones empresariales complejas de entender, en Debian las cosas siguen como siempre, como nosotros queremos, al estilo Debian. Es decir; ¿Quieres algo estable como una roca? versión “stable”. ¿Necesitas algo más de marcha y paquetería nueva? ve a Testing. ¿Te quieres divertir, aprender, cagarte en el día en el que se te ocurrió instalar una versión “unstable”, lo tuyo es Sid.

Porque sí amigos, Debian es nuestra película y el título y los capítulos que vendrán los podremos ver en “Toy Story”. Gracias por ayudarnos a hacer que DebianHackers sea una realidad.

 

publicado podcast daboblog número 26

La noticia no es nueva, tiene unos pocos días pero, como ninguna de las personas que se encarga de este blog aparece en el podcast, pensamos que darles publicidad a esos tunantes era perder el tiempo :). Una vez finalizadas las ironías, sigo…

Como decía, dabo ha publicado la entrega número 26 del podcast y, en esta ocasión, la temática del apartado Kernel panic ha sido diferente. Hemos estado hablando de comandos, de esas ristras eternas de programas, comandos internos de shell, tuberías, redirecciones y demás que nos facilitan las tareas más cotidianas o, también, que nos evitan tener que estar escribiendo lo mismo una y otra vez. Como siempre, las razones por las que elegimos unos y no otros son subjetivas, basadas en la experiencia propia y, por ello, son completamente criticables y mejorables. Más abajo está mi lista de comandos.

Este podcast, que dura casi tres horas (si, le estamos cogiendo el truco; como aprendamos a hacer esto, de las seis horas no bajamos…), además de la parte de linux, cuenta con un especial Manzanas traigo con más gente que nunca.

Para descargarlo o escucharlo, podéis pasar por la ficha de ivoox.com o usar la caja situada bajo estas líneas.

Y, como lo prometido es deuda, aquí está mi lista de comandos favoritos:

alias recursivos
alias ls='ls --color -h'
alias l='ls -l'
alias ll='l -a'
alias df='df -h'
alias du='du -h'
alias grep='grep --color'

el meme de los comandos
diego@mestizo:~$ history | awk '{print $2}' | sort | uniq -c | sort -rn | head -10
105 l
96 cd
50 vi
36 svn
33 rm
31 conecta
20 sudo
19 mv
18 debuild
12 tree

el número seis, conecta, es otro alias de ssh, algo así como ssh -i $KEY -X -l root, para acceder de forma rápida a los equipos, simplemente usando una dirección IP.

find, para buscar y encontrar

find ~www -type d -exec chmod 755 {} \;
find ~www -type f -exec chmod 644 {} \;
find ~diego -mount -type f -name bookmarks.html -exec md5sum {} \;

la filigrana

figlet, para realizar pancartas, banners, etcétera.

acceso a la BIOS (¡gracias por recordármelo, tat!)

dmidecode.

¡Qué aproveche!

cómo modificar un fichero PDF con [Open|Libre]Office

Creo que a estas alturas de la batalla, pocas personas dudan de que se puedan llevar a cabo las mismas tareas con LibreOffice que antes se hacían con OpenOffice. Hoy me he llevado una muy agradable sorpresa de compatibilidad entre ambos programas.

El lío era muy sencillo: quitar una treintena de páginas de un documento PDF de más de ciento cincuenta. Hace unos pocos años, este mismo problema me tuvo ocupado durante un par de semanas para, finalmente, darme por vencido. No había herramientas suficientemente buenas para extraer un par de páginas respetando el resto del documento. Era más sencillo abrir el PDF con vim y jugársela a cara o cruz que arriesgarse con los supuestos editores gráficos.

Hoy me he encontrado con un escenario completamente diferente, empezando con que el formato PDF se publica bajo una licencia open standar, algo impensable hace tiempo y, además, el mejor convertidor a dicho formato es el que incorpora [Open|Libre]Office. Así que, en vez de buscar editores externos, instalar paquetes y pegarme con otras tonterías, me he centrado en buscar soluciones usando libreoffice.

Recordaba vagamente que OpenOffice, a partir de la versión 3, podía manipular ficheros PDF de forma nativa pero no sabía cómo hacerlo. Tras una búsqueda en google, apareció una extensión, Oracle PDF Import Extension que, tras instalarla, abrió el documento en cuestión usando LibreOffice Draw, y me permitió tratar las páginas como si fueran imágenes. Tras la correspondiente eliminación de las páginas sobrantes, pude exportar a PDF con una pérdida de calidad mínima y dar por cerrado el lío.

En total, no empleé más de cinco minutos para realizar la operación, un tiempo insignificante si se compara con las dos semanas de la última vez.